0 0
0 0

Cenor cierra 2021 reciclando más de mil toneladas de aparatos eléctricos de la mano de ADEN


El Grupo Cenor electrodomésticos cerró el 2021 sumando más de mil toneladas en recogida de RAEE, Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos, con un total de 1.500.286 kg. La marca ha conseguido aumentar la cifra conseguida en pasados años y concienciar tanto a sus puntos de venta como a sus clientes sobre la importancia del reciclaje.

Las tiendas Cenor en Galicia y País Vasco se adjudicaron más de 800 y 300 kg respectivamente, seguidas de las comunidades cántabra y asturiana. Dichas cifras se han visto aumentadas de forma progresiva durante los últimos 8 años.

Esta labor es posible gracias a  ADEN, la Asociación Nacional de Empresas Distribuidoras de Electrodomésticos, de la que Cenor es socio fundador desde 2006 para asegurarse de la efectiva recogida y gestión de estos residuos electrónicos, así como del cumplimiento de la legislación ambiental. Y, aunque una gran mayoría de las tiendas Cenor trabaja junto a ella, no todas ellas lo hacen, por lo que la cantidad total reciclada por la marca sería todavía mayor.

Los RAEE son aquellos elementos que utilizamos diariamente, como una lavadora, un frigorífico o un secador de pelo, y contienen sustancias peligrosas que si bien son necesarias para garantizar su funcionalidad, pueden emitirse al medio ambiente o ser perjudiciales para la salud humana.

Una de las preguntas más habituales para la ciudadanía es saber dónde pueden ser depositados una vez que han llegado al final de su vida útil, ya que estos requieren de un transporte, almacenamiento y tratamiento especiales.  Es por ello que uno de los espacios clave y más accesibles se trata de aquellos puntos de venta de distribuidores o tiendas que, concienciados con la causa, se comprometen en este proceso.

Desde la Fundación Ecolec, especializada en el reciclaje electrónico y gestión de RAEE, apuntan que “la mayor parte se pueden reciclar, pero muchas veces por el desconocimiento de las posibilidades que ofrece el reciclado acaban en vertederos. Como usuarios de estos productos tenemos una responsabilidad sobre ellos y, por esta razón, debemos separar en el origen estos residuos y aprovechar los canales específicos destinados a ello”. También aplicar un consumo responsable y colaborar en el aumento de su vida útil.