0 0
Todavía no hay productos en tu cesta
0 0
Mi cesta
Todavía no hay productos en tu cesta

Congelador vertical u horizontal - Ventajas e inconvenientes

En esta guía, te explicamos las diferencias, las ventajas y los inconvenientes de los congeladores horizontales y verticales.

Si estás buscando comprar uno nuevo, seguramente tengas la duda de si es mejor un congelador vertical o horizontal. Por supuesto, en gran medida, esto va a depender de las necesidades que tengas que cumplir con él.

Para que puedas decidir con toda la información en tu mano, lo mejor es conocer las ventajas y los inconvenientes de cada uno de los tipos, así como las principales características que los diferencian. A través de esta guía para comprar un congelador que te elaboramos en Cenor, te asegurarás de comprar el mejor electrodoméstico posible. Una vez que lo hagas, solo tienes que encontrar la marca y el modelo ideal en nuestra tienda online.

¿Qué es mejor, un congelador vertical o horizontal?

La primera gran diferencia entre un congelador vertical o horizontal es, precisamente, su posición. Mientras los primeros tienen la misma forma que las neveras y permiten guardar los alimentos en estantes diferenciados, los segundos se asientan horizontalmente en el suelo y son más profundos.

Otro aspecto muy importante a valorar para saber si es mejor un congelador vertical o horizontal es su consumo energético. Aunque ambos pueden disponer de sistemas automáticos para regularlo, los verticales tienden a gastar más. Uno de los motivos es que los horizontales disponen de sellos de cierre hermético y, además, si se corta la electricidad, pueden mantener a los alimentos a salvo incluso durante 2 o 3 días.


En cuanto a su capacidad de almacenamiento, los congeladores horizontales son mejores que los verticales. Son más profundos y albergan más alimentos. Sin embargo, esto también puede suponer un problema a la hora de identificarlos y alcanzarlos. En ese sentido, los verticales permiten una organización más práctica y sencilla.

Si te decides por un congelador horizontal, debes asegurarte de disponer del espacio necesario, ya que son equipos más grandes y menos compactos. Por otro lado, los verticales son más prácticos y solo necesitas revisar que dispones de sitio para abrir su puerta hacia fuera y no hacia arriba.

Por último, la seguridad no es un elemento para decidir si es mejor un congelador vertical o horizontal. Ambos, dependiendo del modelo, vienen con opciones de bloqueo y pueden contar con avisos que garanticen que se han cerrado correctamente (muy útil si tienes pequeños en casa).

Ventajas de los congeladores verticales

  • En ellos, es mucho más fácil organizar la comida, porque tienen distintas cestas y estantes.
  • Disponen de una función de descongelamiento automático.
  • Ocupan menos espacio que los congeladores horizontales.
  • Por su distribución, limpiarlos y mantenerlos requiere de menos trabajo.
  • Es más sencillo localizar y encontrar los alimentos.

Desventajas de los congeladores verticales

  • Su precio medio es superior al de los congeladores horizontales.
  • Disponen de menos espacio para colocar artículos muy grandes.
  • Durante un apagón, tardan poco en permitir que los alimentos se descongelen.
  • Su duración media es un poco inferior, en torno a los 10-15 años.

Ventajas de los congeladores horizontales

  • Tienen más capacidad para almacenar alimentos en ellos.
  • Su precio medio es, de forma general, más bajo que el de los congeladores verticales.
  • Su funcionamiento es más sencillo.
  • En términos de energía, consumen menos.
  • Tienen una mayor resistencia durante los apagones, manteniendo la comida a salvo.
  • Su duración media es bastante elevada, en torno a los 15-20 años.

Desventajas de los congeladores horizontales

  • Puede ser más difícil distribuir los alimentos, ya que no disponen de estantes separadores.
  • No disponen de sistema de descongelamiento automático.
  • Son más difíciles de limpiar, ya que llegar al fondo puede ser complicado.
  • Por el mismo motivo, su mantenimiento implica más esfuerzo.
  • También, a veces puede costar más encontrar los alimentos guardados.
  • Ocupan más espacio que los congeladores verticales.