0 0
0 0

¿Lavavajillas integrable o panelable? ¿Cuál comprar?

Si no tienes claro si comprar un lavavajillas integrable o panelable, nadie mejor que Cenor para responderte.

La mayoría de los lavavajillas están integrados, es decir, se colocan debajo del mostrador. Los panelables son aquellos en los que hay un frente de panel para que coincida con el mobiliario. La alternativa a esto suele ser un frente de acero inoxidable o de color. Vista por encima la diferencia, seguro que aún no tienes claro si comprar un lavavajillas integrable o panelable. Y nadie mejor que Cenor para responderte.

Como decíamos, integrable significa que está montado en un armario y no es portátil. Sí, existen lavavajillas portátiles, aunque prácticamente ya nadie los utiliza. Pueden tener distintos acabados (por lo general, una puerta de acero inoxidable, negro, blanco) o un panel sin puerta. Aun así, un lavavajillas panelable generalmente estará completamente integrado, lo que significa que los controles estarán en la parte superior de la puerta y no serán visibles cuando la puerta esté cerrada.

¿Qué comprar, un lavavajillas integrable o panelable?

Más o menos seguro que ya tienes claro que, en realidad, no hay una diferencia tan grande entre comprar un lavavajillas integrable o panelable. En muchas ocasiones, es una decisión puramente económica o de diseño. Y económica en el sentido de encontrar un modelo que se adapte a lo que busques en cuanto a programas y otras características. Aun así, vamos a resumir brevemente los puntos a favor de cada uno de los tipos de lavavajillas.

Ventajas de los lavavajillas integrables

La principal ventaja de los lavavajillas integrables es su diseño. Concretamente su camuflaje. Al ir colocados debajo de un mueble con una puerta que va totalmente en la misma sintonía que el resto del mobiliario, directamente no se ven.

Así, tu cocina podrá presumir de los colores y el tipo de material utilizado para los muebles. El lavavajillas integrable siempre estará oculto, excepto cuando tú abras la puerta para colocar o retirar la loza.

Por lo demás, estos modelos cuentan con las mejores características posibles y la última tecnología. Así, te permiten elegir a la hora de comprar un lavavajillas características como el número de cubiertos, programas y temperaturas, el nivel de ruido, la clase energética y el consumo de agua por ciclo de lavado. En nuestra web puedes realizar ese filtrado para dar con tu modelo perfecto.

Ventajas de los lavavajillas panelables

La ventaja del lavavajillas panelable sería que los botones para programar su uso suelen ir incorporados en la propia puerta del mismo, de manera que su uso es un poco más práctico. En ocasiones, este panel está en su parte superior, que puede sobresalir un poco (o no) sobre el mobiliario. Por lo demás, es un tipo de lavavajillas que también se coloca integrado en un mueble, de la misma manera que el integrable.

En resumen, el eje sobre el cuál suele girar la decisión de comprar un lavavajillas integrable o panelable son las características del modelo que elijas (aquí nuestra recomendación de los mejores este año).